“Ni siquiera podía planificar mi vida” Romi y Charlie, dos argentinos en Praga.

Romi y Charlie, dos argentinos viviendo en Praga.  Ganas de nuevas experiencias y una economía descontrolada, fueron algunos de los motores, que impulsaron a Romina y su esposo a vivir lejos del país que los vio crecer. Esta es su historia.

Tiktok en celular

¿CÓMO Y CUÁNDO SURGIÓ LA IDEA DE VIAJAR?

La idea surgió en el año 2018, pero parecía mas un sueño, que una posible realidad. Un año más tarde la economía argentina sufrió dos grandes devaluaciones y, fue entonces, que hicimos el clic. “No puede ser que yo no pueda planificar mi vida”, fue lo que me dije textualmente, y siendo que soy alguien a quien le gusta organizarse y planificar, eso me rompió la cabeza e hizo que en ese mismo instante, pusiéramos manos a la obra para que ese “simple sueño”, se volviera una realidad.

argentinos viviendo en praga

¿CUÁL FUE EL DESTINO Y CÓMO LO DECIDIERON?

El destino elegido fue Praga, República Checa. La opción de grandes ciudades como Madrid, Barcelona o París estaba presente, pero Praga, ya la conocíamos y, aunque no nos encantara, era una ciudad chica, económica, con alta calidad de vida y con baja tasa de desempleo, lo que nos parecían factores favorables siendo que llegaríamos sin trabajo y a empezar de cero totalmente.

cuéntame como fue llegando a destino, ¿era lo que habían imaginado o distaba de la realidad?

Para empezar, pensamos que este sería nuestro lugar, que íbamos a llegar y que aquí nos íbamos a quedar. Poco tiempo después, nos dimos cuenta de que no sería así.
La información que obteníamos era casi nula. No hay tantos argentinos viviendo en Praga y lo poco que nos iban comentando eran, solo, cosas buenas; que nos iba a encantar, que íbamos a estar muy bien, pero claro, en toda versión siempre hay una parte oscura que no se cuenta y, eso, lo teníamos que descubrir nosotros.
Algo que dista mucho de lo que habíamos imaginado, por ejemplo, es el idioma. Nos decían que con el ingles todo estaría bien, que nos podríamos mover sin problema y no es así. Puedes darte a entender en ingles si te mueves en lugares turísticos y como turista, pero ya cuando te mueves como residente, esta posibilidad se desecha. Ahora es checo o nada. Evidentemente cuando me instalo en un país donde hablan otro idioma es mi obligación aprenderlo, pero en el proceso, poder comunicarse aunque sea por señas, sería genial y no es la realidad de Praga. El checo es un idioma que solo se habla aquí, que es difícil e incomprensible; no se parece a nada de lo que hayamos aprendido y lo empiezas a sentir desde que vas al supermercado, hasta cuando vas a migración o al médico, y verte en la imposibilidad de comunicarte hasta para comprar una pastilla porque te duele la cabeza, te frustra un montón.

Romi y Charlie, dos argentinos viviendo en Praga.

Cuéntame sobre la vivienda y el trabajo. ¿Lo tenían resuelto o lo resolvieron sobre la marcha?

El alojamiento lo empezamos a buscar desde Argentina. La idea era encontrar algo temporal para luego, una vez en Praga, buscar con calma algo definitivo. Dentro de esa búsqueda dimos con una argentina que tenía un departamento para alquilar y, con la cual, nos coincidía tanto las fechas como el presupuesto.

Proceso de alquiler en República Checa: deposito de dos meses + un mes de alquiler. No molestan tanto con papeles pero sí con el deposito en dinero. Ej: si piensas alquilar un departamento a 800 euros, para entrar, tienes que pagar 2400 euros. Romi y Charlie, dos argentinos viviendo en Praga.

¿Y con el trabajo?

Los procesos de contratación demoran, aproximadamente, un mes. Nosotros empezamos a hacer entrevistas desde Argentina y, aunque no fuimos seleccionados, nos dejó ver como funcionan aquí, que es lo que preguntan y pequeños trucos que nos permitieran vendernos mejor. Al llegar, seguimos con el mismo proceso y, al cabo de un mes, ya teníamos trabajo.

Y más allá de la entrevista, ¿pasa como en París que, si uno llega sin un título validado, hay que ir a trabajar de lo que sea?

No, no es lo mismo. Particularmente Praga es una ciudad que es Centro de Servicio de la Unión Europea. Su moneda es la corona checa (1 euro = 26.51 coronas checas), lo que hace que, los impuestos y la mano de obra, sean más baratos. Todo esto hace que las multinacionales se instalen aquí y sea relativamente fácil acceder a un puesto en una multinacional, hablando tu idioma natal más inglés, por ejemplo.
En este caso el titulo sirve más que nada a la empresa, para justificar el porqué està contratando a un extranjero.

como es la gente en praga

Cuéntame sobre la gente: ¿cómo son con el extranjero que llega a vivir a Praga?

El checho es una persona que no sonríe, que solo habla su idioma -tanto gente mayor como jóvenes- y que no es muy amable tampoco. En el colegio/liceo, ellos aprenden el inglés, pero hay cierto rechazo a hablarlo y eso genera distancia y dificultad para el que intenta integrarse. Otro tema, es mi aspecto. Aquí son todos rubios de ojos claros y nosotros, morochos de ojos marrones, nos miran como diciendo: “¿y estos de dónde salieron?”. Y no es porque seamos latinos, sino porque para ellos somos distintos y eso nos hace “raros”.
Si bien nunca te van a decir cosas desagradables, siempre te harán sentir que eres de afuera y que nunca vas a pertenecer a ellos. Todo lo que para ellos sea desconocido, como ponerle tres sobres de azúcar al café en vez de una (un ejemplo tonto pero real), como lo acostumbran ellos, es raro, está mal y merece ser juzgado y despreciado.

Tema comida. ¿ todo bien o hubo que adaptarse?

 Hay una canción de Charlie Garcia que dice: la sal no sala y el azúcar no endulza y, aquí, es exactamente así. Entre los dos nos gastamos un kilo de azúcar por semana porque es como sino pusieras nada. Aquí todo es importado y, todo lo que llega, es de segunda calidad, lo que hace que no sea fresco y que no tenga buen gusto. Si me pides un plato local, no se que responderte, ¡no tienen una gastronomía típica! Lo que sí es que comen bastante picante, tienen mucha influencia alemana y rusa; comen mucha salchicha, mucho cerdo (pero eso porque aquí hay mucho), vaca también pero es cara y mala. Igual me parece que tampoco son exigentes con la comida… comen lo que hay y ya está, y claro, todo esto aporta además, a que los precios sean más altos…

Ya que mencionas los precios, ¿podemos decir que el salario se ajusta al costo de vida?

Trabajo de oficinista y tengo un sueldo promedio pero, si estuviera sola, vivir como lo hago sería imposible. Debería, en todo caso, compartir piso y ajustarme en la comida y demás gastos, y así, poder llegar a fin de mes. El sueldo mínimo ronda en los 400 euros y la jornada de trabajo dura 8 hs.
La novedad es que no te obligan a entrar y salir a una hora en especifico. Puedes entrar entre las 7 y 9 am y de ahí cumplir tus 8 horas de trabajo, más 30 minutos para comer. Incluso si te vas antes de cumplir esas 8 horas, no pasa nada, siempre que a fin de mes hayas cumplido con tus 40 horas semanales.

Romi y Charlie, dos argentinos viviendo en Praga.

Un tema que intriga mucho es el de los papeles. Cuéntame, en tu caso, ¿cómo lo resolvieron?

Mi pareja tiene pasaporte europeo y, en mi caso, que solo cuento con pasaporte argentino, tuve que solicitar una residencia con motivo de que mi esposo europeo vive aquí. Solo tuve que ir a migración y presentar: un formulario, fotos, pasaporte y prueba de alojamiento. Esta solicitud hay que hacerla ni bien se llega, onda: “hola, vengo a vivir acá” y, en cuanto te dan el comprobante de que iniciaste el trámite, ya puedes empezar a trabajar. Por el tema del idioma contratamos una gestora, que nos cobró 100 euros y luego se pagó un timbre de 1.50 euros, para certificar el tema del alojamiento. Un par de meses después obtuve mi residencia, la cual es válida por cinco años.
Hay que saber que esta facilidad es porque estamos casados. Si solo se está de novios la cosa cambia. Hay mas controles, se ponen mas pesados pero, porque como en todo, hay un gran negocio al rededor de esto y evidentemente tratan de combatirlo.

¿Te ha tocado vivir alguna mala experiencia?

Malas experiencias, más que nada, es mi pareja quien las ha vivido. Él trabaja en una empresa checa y todo el tiempo le están haciendo el vacío. Por ejemplo, llega alguien a la oficina, saluda a todos y cuando pasa por la oficina de mi pareja, da vuelta la cara. O si es mi pareja quien llega, saluda y nadie le responde. Y lo mismo pasa si envía, por ejemplo, un mail de trabajo. Son mails en inglés, sus compañeros los entienden (por algo lo contrataron), pero o no le responden, o demoran años y solo porque viene de el.
De hecho, una vez, un compañero le dijo que no era normal porque no era como ellos: porque no habla su idioma y porque tiene otro color de piel… ¡Complicada la adaptación en estos términos!

gente que sueña con viajar

Hay mucha gente soñando con vivir en el extranjero. Tu que ya diste el paso, ¿qué visión tienes sobre ello?

Siento que a veces idealizamos mucho. Cuando se habla de venir a vivir Europa, tendemos a idealizar todo y solo porque es Europa, teniendo de base el mito de que aquí todo funciona bien y no es así. Otra cosa que se piensa es que, vivir en Europa, es sinónimo de ahorros, viajes y buena vida. ¡Yo hace 8 meses que estoy aquí y aún no he viajado a ningún lado! Hay gente que te dice: “vente que te pones a trabajar de mozo y vas a estar bien”, pero quizás ese “estar bien” es compartiendo cuarto, comiendo arroz y ya. Al final es como en cualquier parte del mundo, hay cosas que están resueltas, otras que no y todo depende 100% de la experiencia de cada uno. Y pasa también, que aunque la gente viva cosas feas, no lo cuentan, se lo guardan. Quizás si todo fuera color rosa no habría nadie viviendo en Argentina y estarían todos aquí. Hay que tener claro que tu “estar bien”, siempre va a depender de como estés dispuesto a vivir, de cuanto trabajes y cuanto te sacrifiques.

Si TUVIERAS QUE DARLE UN CONSEJO A ALGUIEN QUE QUIERE SEGUIR TUS MISMOS pasOS, ¿QUé LE DIRíAS?

Que venga. Vengan, conozcan, abran la cabeza y vivan pero, bajo su propia experiencia. Nunca se nublen con experiencias ajenas, cuenten su propia historia. Desde donde venimos cuesta un montón pero, si se puede, si se tiene la oportunidad, vale la pena vivir esta experiencia.
Recomiendo llegar preparados con el idioma, venirse legales -porque vivir asustado tampoco vale la pena- y tener muy claro el estilo de vida que se está dispuesto a tener. Un claro ejemplo son los mochileros, que viven con 5 euros diarios. Yo, con la edad que tengo, no estoy dispuesta ni a vivir de fideos chinos, ni a compartir habitación con 50 personas más y es justamente desde ahí, que viviré mi experiencia para luego salir a contarle al mundo.
Romi y Charlie, dos agentinos viviendo en Praga.

 

 Y esta es la historia de Romi y Charlie, dos argentinos viviendo en Praga…, ¡por ahora!
Síguelos en Intagram (@livingpraha) para conocer sus próximas aventuras.

¡Hasta la proxima!

Artículos similares

Mi primer trabajo en Francia

Mi primer trabajo en Francia

Mi primer trabajo en Francia fue toda una odisea. Malos tratos pero práctica constante del idioma francés más los beneficios en transportes.

Pasar por migración: preguntas y respuestas

Pasar por migración: preguntas y respuestas

Muchos de ustedes se plantean la pregunta de como es el proceso migratorio al llegar al país de destino y es por eso que hoy les presentamos esta pequeña guía para saber como manejarnos y sobretodo, estar tranquilos al momento de presentarnos ante las autoridades migratorias.

Pin It on Pinterest

Share This